cercanos extraños

Aunque el grueso de mis fotografías sean sesiones preparadas,  la fotografía documental es un campo en el que nunca pierdo la ocasión de ampliar experiencia y material.

La espontaneidad de la gente, del momento único, irrepetible, la naturalidad de las miradas de aquellas personas que fotografías sin poses ni directrices es pura magia. El fin de semana pasado, me dejé caer por las calles de Madrid e hice algunas tomas a gente que me iba cruzando por la calle. Estos son algunos de los resultados. Espero que os transmitan tanto como a mi.

Se acabaron los lunes

Quizás suene paradójico, pero quiero dar comienzo a mi blog con una despedida.
Dicen que cuando se cierra una puerta se abre una ventana.
Las imágenes que dejo a continuación hablan de un fin de ciclo, de un adiós a una carrera profesional e impulsan un inicio, el de la primera entrada de mi blog.

La fotografía habla de momentos y sentimientos, de emociones, de instantes irrepetibles que quedan grabados en la memoria.

Con ello me permito hacer un pequeño homenaje a Marilena, una maestra que celebra su jubilación, sí, celebra, porque cada etapa ha de ser celebrada.

Dice adiós a las aulas y me permitió estar cerca para inmortalizar un momento muy emotivo y personal.