cercanos extraños

Aunque el grueso de mis fotografías sean sesiones preparadas,  la fotografía documental es un campo en el que nunca pierdo la ocasión de ampliar experiencia y material.

La espontaneidad de la gente, del momento único, irrepetible, la naturalidad de las miradas de aquellas personas que fotografías sin poses ni directrices es pura magia. El fin de semana pasado, me dejé caer por las calles de Madrid e hice algunas tomas a gente que me iba cruzando por la calle. Estos son algunos de los resultados. Espero que os transmitan tanto como a mi.

Leave a Comment